miércoles, agosto 10, 2022

La CEPAL pidió ampliar el acceso a redes digitales para combatir el Covid-19

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe entiende que universalizar los servicios de tecnología ayudará a reducir el avance de la pandemia. Su último informe muestra las desigualdades que registra el continente en su conjunto para conectar más hogares a internet y aplicaciones movibles. Fuerte apoyo al teletrabajo como instrumento de relación y reactivación.

Un Informe Especial, el séptimo de una serie que elabora la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) sobre la evolución y los efectos de la pandemia de COVID-19 en América Latina y el Caribe, se observan los desempeños socioeconomicos dispares en países de la región en lo que la organización denomina y con acierto, una nueva realidad.

En él se reconoce que las tecnologías digitales han sido esenciales para el funcionamiento de la economía y la sociedad durante la crisis del coronavirus (COVID-19).

Las redes y la infraestructura de comunicaciones se utilizan de manera cada vez más intensiva para actividades productivas, educacionales, de la salud, y de relacionamiento
y entretenimiento. Avances que se preveía que demorarían años en concretarse, llegaron en pocos meses.

Las soluciones digitales en las áreas de la salud, la educación, el comercio y el trabajo tienen un papel preponderante en la lucha contra el COVID-19 ya que facilitan el distanciamiento físico y viabilizan cierto funcionamiento del sistema socioeconómico.

Los datos de movilidad durante los primeros meses de las cuarentenas muestran un mundo paralizado en lo físico, pero no en lo virtual.

Los datos de desplazamientos de las personas en el inicio de la cuarentena muestran que, en los países de la región, la concurrencia a locales de venta de alimentos y farmacias disminuyó un 51%, a establecimientos de comercio de productos no esenciales y esparcimiento, cerca de un 75%, y a lugares de trabajo, alrededor de un 45%. Gran parte de la población mantiene medidas de aislamiento como forma de prevención obligatoria o voluntaria.

Al mismo tiempo, el tráfico en sitios web y el uso de aplicaciones de teletrabajo, educación en línea y compras en línea revelan un significativo aumento del uso de soluciones digitales. Entre el primer y segundo trimestre de 2020, el uso de soluciones de teletrabajo aumentó un 324% y la educación en línea, más del 60%.

Sin embrago el bajo ingreso de los hogares limita el acceso a Internet y las posibilidades de uso de aplicaciones móviles  En 11 países de la región, el porcentaje de hogares desconectados se ubica entre el 60% y el 85%; en los países con mayores tasas de conexión se ubica en alrededor del 30%.

El costo del servicio de banda ancha móvil y fija para la población del primer quintil de
ingresos llega al 14% y el 12% de su ingreso, respectivamente (véase el gráfico 4). Esos costos, en los casos más críticos, representan alrededor de seis veces el umbral de referencia del 2% del ingreso recomendado por la Comisión sobre la Banda Ancha para el Desarrollo Sostenible para clasificar un servicio de Internet como asequible.

Para los tiempos que corren la organización entiende que el teletrabajo fue una herramienta fundamental para mantener en funcionamiento algunas empresas y evitar la proliferación de contagios del coronavirus.

Antes de la pandemia, el 7,9% de los trabajadores del mundo trabajaba permanentemente desde su hogar, principalmente en ocupaciones manufactureras y artesanales tradicionales, pero solo una minoría lo hacía mediante teletrabajo. La proporción de trabajo susceptible de realizarse a distancia varía entre países por razones estructurales.

Las formas de los mercados laborales, las productivas, los niveles de informalidad y la calidad de la infraestructura digital juegan un papel fundamental. El porcentaje de puestos de trabajo que pueden migrar al teletrabajo está positivamente vinculado al nivel del PIB per cápita y a menores grados de informalidad.

El extenso pero interesante informe fue dirigido por, Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, contó con el apoyo técnico de la Oficina del Secretario Ejecutivo Adjunto, Mario Cimoli, y de la División de Desarrollo Productivo y Empresarial de la Comisión.

 

Urgente24.com

NOTICIAS RELACIONADAS

AVISO PUBLICITARIO

Ponerse en contacto

1,248FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
213SeguidoresSeguir
0SuscriptoresSuscribirte

Últimas noticias