miércoles, febrero 1, 2023

El sur de Mendoza complementa su oferta turística por Paso Pehuenche

Con la llegada del verano, atraídos por las bellezas naturales y tras campañas de promoción en la séptima región de Chile, los destinos turísticos del sur de Mendoza aguardan este año un mayor flujo de visitantes atraídos por los beneficios del cambio de moneda con acceso a compras, variadas actividades de montaña y buena gastronomía.

En términos turísticos, «Pehuenche significa agilidad ya que es un paso bajo, rápido y dinámico con muy poco tránsito pesado, lo que permite que esté descongestionado y lo hace un camino ágil y con un nivel paisajístico extraordinario», dijo a Telam el director de Turismo de Malargüe, Marcelo Rivarola.

Del lado argentino, apenas cruzan hacia Argentina, los turistas chilenos se encuentran con el paraje Las Loicas, servicios de domos exclusivos, las termas de Cajón Grande, con servicios de gastronomía, actividades de montaña y alojamiento; la Cuesta del Chihuido como otro gran atractivo y toda la costa del Río Grande con servicios turísticos y paradores.

En tanto, en la entrada a Chile, el paisaje sorprende con la laguna del Maule, que también vale la pena transitar, y es un complemento de ambos lados con el paisaje de montaña y la agilidad de un paso internacional totalmente asfaltado.

Datos del Centro de Frontera indican que este año ya cruzaron por allí por «unos 40.000 usuarios, 5.000 en el mes de diciembre en un número que va en aumento», cifras que no se pueden comparar con años anteriores ya que los pasos internacionales con Chile estuvieron cerrados desde marzo del 2020 hasta enero del 2022 por la pandemia de coronavirus.

Desde Malargüe al límite con Chile son 180 kilómetros de camino pavimentado a pura belleza natural, que invita a disfrutar de los paisajes cordilleranos; y luego otros cien kilómetros para llegar a las costas de Constitución, ya en el océano Pacifico.

Hace pocos días, integrantes del sector público y privado de las localidades mendocinas de San Rafael, Malargüe y General Alvear viajaron en modo promoción a las ciudades chilenas de Talca y Curicó, con el fin de atraer turistas este verano a sus destinos, atraídos por los beneficios que le otorga el cambio de moneda y algunos descuentos por pasajeros internacionales.

El principal atractivo para ellos son las compras, «preferentemente de alimentos, aceites, cosméticos y hasta remedios, lo que nos favorece porque no deja de ser un impacto turístico; y luego vienen en busca de nuestra gastronomía y a consumir el, ‘chivo al palo’ (a la llama) lo que es un deleite para ellos y para nosotros bienvenidos porque nuestra gastronomía está activa permanente», dijo Rivarola.

Desde General Alvear «tenemos muchas expectativas. El turismo rural ha tomado un protagonismo muy importante, el rio Atuel, la naturaleza, las excursiones, las bodegas, parques temáticos y el circuito de museos son parte hoy de la elección de quienes nos visitan», dijo Fabiana González, a cargo de la dirección de Turismo de esa localidad, donde esperan a un grupo de chilenos para febrero, «y así lograr que esa empresa nos siga eligiendo».

En cuanto a la aduana, a diferencia de lo que ocurre cada verano en el complejo zona norte de Libertadores con esperas de largas horas, es un trámite rápido y ágil con la simple presentación de los documentos, sin pedido de PCR ni vacunas.

Tras años de demoras, se concretó la pavimentación total de la ruta aunque aún faltan desarrollar mayor infraestructura para fortalecer la integración regional y consolidar un sistema comercial, cultural y social, tal como quedó plasmado en las últimas jornadas del Corredor Bioceánico.

Si bien se sabe que las reservas para este mes de enero 2023 viene más aletargadas, el director de Turismo de Malargüe aseguró que «hay presencia permanente de chilenos, a pesar que ellos están sintiendo un proceso recesivo».

Sin embargo, comentó que ‘se ve gente no sólo presencia de la séptima región sino también de centros metropolitanos más grandes como Rancagua o Concepción que también utilizan el Paso Pehuenche no sólo los fines de semana sino de forma permanente».

Desde la Asociación Malargüina de Turismo (Amatur), su titular, Floridor González, admitió que si bien la zona marítima está más al norte, hay gente que lo utiliza por un destino de montaña, otros lo reemplazan por la zona de Pino Achado, en Neuquén, con mucha presencia chilena para la Fiesta Nacional del Chivo, a realizarse a fines de enero en Malargüe y otros eventos de frontera».

Desde el sur mendocino, se trabaja con sus pares transandinos para un provechoso intercambio comercial y turístico entre Mendoza y el Maule, además de las regiones vecinas del Libertador Bernardo O’Higgins y del Bío Bío, que llevan en sus raíces en algo mucho más profundo.

El denominado «Sistema Pehuenche» del Corredor Bioceánico Argentina-Chile, está integrado por al menos tres pasos internacionales: «Pehuenche»; «Planchón-Vergara» y «Las Damas», aunque estos últimos dos no están pavimentados y pueden cruzarse en vehículos 4 x 4.

Fuente:telam

spot_imgspot_img

NOTICIAS RELACIONADAS

AVISO PUBLICITARIO

spot_img

Ponerse en contacto

1,248FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
231SeguidoresSeguir
0SuscriptoresSuscribirte

Últimas noticias