domingo, agosto 14, 2022

Trump: sus “modificaciones” al censo de la población

Cada 10 años, el gobierno de los EE.UU. realiza un censo a nivel nacional. Se hace un relevamiento de las personas que viven en cada domicilio: quiénes viven allí, sus edades, si son dueños o alquilan las casas y consultas sobre la composición étnica de la población. Esta información es confidencial y por ley no puede ser compartida con ninguna otra agencia del gobierno. Esta información determina la cantidad de bancas en el Congreso, que aumentan o disminuyen según la cantidad de personas en cada Estado. Los datos también son usados por el Gobierno Federal para enviar fondos a las comunidades para ser utilizados en servicios sociales: educación, vivienda, salud, programas de empleo, entre otros. Hay tres modalidades para completar este cuestionario: online, por teléfono y por correo. Solo el 63.1% de la población ha completado el cuestionario en una de estas modalidades. Por lo tanto, a partir de hoy, miles de censistas son enviados a los domicilios para terminar de registrar a la familias que aún no fueron censadas.

Trump acortó el período de tiempo para recabar esta información: de 12 semanas, ordenó acortarlo a ocho.

Desde el año pasado, el gobierno de Donald Trump ha intentado introducir una pregunta al censo que hubiese hecho cambiar la participación de la población en el mismo: si las personas que viven en la casa son residentes legales del país, o no. Luego de una larga batalla en las Cortes, fue rechazado el cambio pretendido. Aun así, se instaló el miedo y la desconfianza en la población sobre la utilización de esa información, sobre todo la vinculada a los inmigrantes indocumentados. Todo lo cual podría afectar directamente el financiamiento de servicios sociales para inmigrantes. Además, esta última semana y mientras los censistas realizaban su entrenamiento, que por el COVID 19 ha sido enteramente online y por teléfono, la administración Trump acortó el período de tiempo para recabar esta información; es decir, de 12 semanas, ordenó acortarlo a ocho semanas. Por lo explicado anteriormente, menos población censada puede significar no sólo el no financiamiento de determinados servicios sociales para determinada población, sino la disminución del número de diputados en el Congreso, que conlleva la supresión de voces provenientes directamente de la comunidad, para representar y diseñar legislación que la beneficie.

FUENTE:agensasur.com.ar

NOTICIAS RELACIONADAS

AVISO PUBLICITARIO

Ponerse en contacto

1,248FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
213SeguidoresSeguir
0SuscriptoresSuscribirte

Últimas noticias