domingo, septiembre 26, 2021

Tras el escándalo de las vacunas, el PJ de Córdoba teme que la polarización los haga salir terceros

Preocupa que Vigo, la esposa del gobernador y candidata al Senado, pierda la banca contra el albertista Caserio.

En la Municipalidad de Córdoba empiezan a ver con preocupación una serie de encuestas que indicarían que la diputada nacional y esposa del gobernador, Alejandra Vigo, no repunta en las encuestas. Nombre puesto para encabezar la boleta de Hacemos por Córdoba en el tramo de senadores, temen que sea un lastre para Martín Llaryora y su proyecto 2023.

 

«Alejandra no sube; al contrario. Si lo arrastra a Martín (Llaryora), será difícil para él despegarse de un resultado pésimo aunque no sea candidato», es el razonamiento de un integrante del gabinete municipal que apuesta todo al «proyecto Martín» para suceder a Juan Schiaretti.

 

Los números que se hicieron públicos son realmente malos para Vigo: 38 por ciento de imagen negativa, cuando seis meses atrás sólo tenían 12, (Zuban Córdoba y asociados) y 7 por ciento de intención de votos (Pulso Social).

 

Recuerdan los números de octubre de 2019, en el tramo legislativo: Juntos por el Cambio, 1,1 millón; Frente de Todos, 495 mil; Hacemos por Córdoba; 378 mil.

 

«El objetivo es desplazar a Caserio de la banca en el Senado, para eso hay que sacarle votos a Juntos por el Cambio, que ganó cómodamente las últimas legislativas, y al propio Presidente», explica el mismo funcionario. Incluye en esos números al resultado de 2017: Cambiemos pisó el millón de votos, el PJ logró 626 mil y el kirchnerismo duro, 200 mil.

 

«Apoyar pero sin quedar pegado» es el desafío que Llaryora tiene para la campaña. Es un abrazo de oso: si la gestión municipal repunta, en El Panal querrán a Llaryora en la campaña. Si no repunta, el propio destino del intendente está en juego. Esa es la preocupación del funcionario municipal.

Carlos Caserio <\/p>

 

Lo está medida aún cómo impactará en la imagen de Juan Schiaretti el escándalo por la vacunación VIP, que golpeó a dos de sus espadas: Oscar González, presidente del PJ Córdoba, y a Francisco Fortuna, jefe de bloque en la Legislatura. Esa es una nueva incógnita.

¿Hay plan B para Vigo? Sonó como posibilidad el vicegobernador Manuel Calvo, quien aún tiene niveles altos de desconocimiento y eso no deja de ser una oportunidad. Repetiría así la jugada que Schiaretti usó en 2017, cuando puso a su entonces vicegobernador, Llaryora, al frente de la boleta de Diputados y lo envió a Buenos Aires.

 

Para liderar el tramo de Diputados, Natalia de la Sota realiza movimientos precompetitivos aunque sin pedido del DT. Heredera de un apellido potente, ya encabezó la lista de legisladores provinciales en 2019, cuando el camino de la reelección de Schiaretti estaba asfaltado. Éste es distinto.

 

LA POLITICA ONLINE

NOTICIAS RELACIONADAS

AVISO PUBLICITARIO

Ponerse en contacto

1,248FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
66SeguidoresSeguir
0SuscriptoresSuscribirte

Últimas noticias