miércoles, diciembre 8, 2021

Se cumplen 65 años del Bombardeo de Plaza de Mayo y el intento de asesinar a Perón

El 16 de junio de 1955, sectores militares y civiles intentaron realizar un golpe de Estado asesinando al presidente Juan Domingo Perón. Para lograr su cometido bombardearon Plaza de Mayo y ametrallaron a la población civil.

El presidente Perón había sido reelecto por amplísima mayoría en 1951. Sin embargo, ese día, cientos de muertos cayeron bajo el ataque de Aviación Naval que llevaba como consigna “Cristo Vence”. Los golpistas tenían el respaldo de la Iglesia Católica Argentina

El 16 de junio estaba prevista una exhibición aérea en homenaje a José de San Martín. Ese día, partieron desde la Base Naval de Morón los primeros aviones que bombardearían la histórica plaza. Posteriormente se sumaron por aviones Gloster provenientes de la Base Aérea de Punta Indio.

El ataque tuvo como objetivo directo Casa Rosada, el edificio de la CGT y la residencia presidencial. La masacre dejó más de 300 muertos y centenares de heridos y mutilados. Las bombas comenzaron a caer en horas del mediodía y el ataque duró unas cuatro horas. 

No obstante, los Granaderos de guardia en la Rosada lograron repeler a los asaltantes, asistidos por un gran número de trabajadores que fueron convocados por la CGT para defender al gobierno en Plaza de Mayo.

Ese día se lanzaron 14 toneladas de explosivos, pero la mayor cantidad de víctimas fatales cayó no por las bombas sino por el ametrallamiento que los golpistas hicieron sobre grupos de civiles cerca de la CGT.

Los comandos civiles llegaron incluso a tomar Radio Mitre y desde allí pregonaron:

“Argentinos, argentinos, escuchad este anuncio del cielo volcado por fin sobre la tierra. El tirano ha muerto. Nuestra patria desde hoy es libre. Dios sea loado. Compatriotas: las fuerzas de la liberación económica, democrática y republicana han terminado con el tirano. La aviación de la patria al servicio de la libertad ha destruido su refugio y el tirano ha muerto”.

Sin embargo, el pueblo trabajador y las internas de los militares lograron aplacar la sublevación. Con los cadáveres aún frescos en las calles, la furia popular se desató esa misma noche con la quema de iglesias.

Según especialistas en derecho penal, se trató del primer delito de lesa humanidad de la historia argentina.

NOTICIAS RELACIONADAS

AVISO PUBLICITARIO

Ponerse en contacto

1,248FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
141SeguidoresSeguir
0SuscriptoresSuscribirte

Últimas noticias

Coronavirus en Mendoza: se registró un pico de 83 casos

El Ministerio de Salud reportó este miércoles 83 casos positivos de coronavirus, la cifra más alta de los últimos meses. También hubo un fallecido de cargas anteriores. Hasta el...