domingo, septiembre 26, 2021

Qué estrategias de inversión en pesos hay frente a la inflación y la calma del dólar

En un contexto en el cual el tipo de cambio oficial corre por detrás de los precios, los analistas que dialogaron con Ámbito recomendaron diferentes alternativas de apuestas en moneda local en función de las expectativas y las preferencias de cada agente.

 

A partir de los elevados niveles de inflación mensual que comenzaron a observarse desde el último trimestre del año pasado, la desaceleración en el ritmo de ajuste del tipo de cambio oficial parece haber sido la principal herramienta que adoptó el Gobierno, en coordinación con el Banco Central, para quitar presiones sobre los precios, mientras la brecha se mantiene relativamente estable y el ingreso de divisas por exportaciones es mayor al esperado. Frente a esta calma en el mercado de cambios, y ante las restricciones para comprar dólares oficiales, los analistas que dialogaron con Ámbito recomendaron diferentes estrategias para invertir en pesos en función de las expectativas y las preferencias de cada agente.

El ministro de Economía Martín Guzmán ya dijo públicamente que espera un ritmo de devaluación cercano al 25% para 2021, en línea con la intención oficial de reducir la inflación anual en cinco puntos porcentuales, hasta aproximadamente el 30%. Sin embargo, tras observar que en los últimos meses los aumentos de precios se asentaron en niveles en torno al 4% mensual, el mercado espera una inflación del 50% para este año (según el REM de enero).

En ese marco, el mercado prevé un dólar corriendo por debajo de los precios en el corto plazo, más teniendo en cuenta la proximidad de la cosecha gruesa de soja y las elecciones legislativas de octubre. A pesar de este factible escenario de apreciación cambiaria, Sergio Morales, fundador del portal de educación financiera interfinance.com.ar, recordó en diálogo con Ámbito que “la evidencia empírica demuestra que toda calma cambiaria es oportunidad para invertir justamente en activos que actualicen por el tipo de cambio”.

En ese sentido, para los inversores más conservadores recomendó comprar bonos “dólar linked” pero para aquellos con menor aversión al riesgo sugirió apostar por Cedears, que son certificados que le permiten a empresas extranjeras emitir acciones en el mercado local. “En este caso, las empresas petroleras en el mundo han repuntado sustancialmente, pero las que operan en Argentina todavía no siguen esta tendencia, dejando, por ejemplo, a Vista Oil & Gas (VIST) muy atractiva para el largo plazo”, sostuvo el especialista en finanzas.

Paralelamente, vale remarcar que los títulos en pesos ajustados por el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER) son de los más demandados por los inversores, ya que garantizan rendimientos reales positivos. En lo que va del año el precio de los principales bonos CER exhibieron un alza promedio cercana al 15%, destacándose subas superiores al 20% en el TX26 y el TX28.

Matías Roig, Director de Portfolio Personal Inversiones (PPI), explicó que a pesar de que hoy las tasas CER están rindiendo negativo en el mercado secundario, sigue habiendo mucho interés en este tipo de activos producto de las elevadas expectativas de inflación. “Dentro de este contexto, los inversores están inclinándose mucho por los Fondos Comunes de Inversión (FCI), con distintos tipos de CER, teniendo en cuenta que acá uno puede elegir, en base a la composición de la cartera, a que volatilidad exponerse. Aquellos FCI con bonos más largos, y carteras de mayor duration, sin dudas tienen una mayor volatilidad”, acotó.

Al respecto, Morales advirtió que “quizás la mayoría de esos bonos ya han priceado (ajustado en el precio) la mayor parte de la curva inflacionaria esperada para este año” y que, por lo tanto, “hoy probablemente una opción más atractiva es un Plazo fijo UVA”.

Por otra parte, los ahorristas tienen la opción de invertir en instrumentos a tasa fija. La alternativa más clásica es la del plazo fijo tradicional aunque actualmente ofrece un rendimiento mensual del 3,08% para la inversión minorista y del 2,8% para la mayorista, cifra inferior al nivel actual de los aumentos de precios y similar al de la evolución del tipo de cambio.

Otra opción es la de los bonos ajustados a tasa fija. Dentro de este segmento, dadas las expectativas de inflación y de devaluación del peso, desde la sociedad Invertir en Bolsa (IEB) perciben cierto atractivo en los bonos soberanos y sub soberanos debido a sus elevados rendimientos implícitos. “Un ejemplo sería el BDC24 (emitido por la Ciudad de Buenos Aires) que a un precio de cierre de $100,2 posee una TIR del 48,16% para los que prefieren la parte larga de la curva. Para aquellos inversores que prefieren activos de short duration y mayor liquidez recomendamos el título soberano TO21 (del Gobierno Nacional) que cotizando $96,90 posee una TIR del 45,32%”, sostuvo Matias Waitzel, agente productor de IEB.

AMBITO FINANCIERO

 

 

NOTICIAS RELACIONADAS

AVISO PUBLICITARIO

Ponerse en contacto

1,248FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
66SeguidoresSeguir
0SuscriptoresSuscribirte

Últimas noticias