martes, enero 18, 2022

Pescadores encontraron ámbar gris adentro de una ballena y se volvieron millonarios

Un grupo de pescadores de Yemen descubrió una cantidad récord de este valioso material en los intestinos del animal y obtuvo más de US$1.500.000.

Un grupo de pescadores yemeníes se volvió millonario al encontrar ámbar gris -una sustancia muy valiosa en la industria del perfume- en el intestino de una ballena muerta.

Yemen es uno de los países más pobres del mundo y la pesca es una de las fuentes de trabajo más habituales, aunque las ganancias que obtienen quienes se dedican a esta actividad suelen ser escasas como para mantener a sus familias.

Sin embargo, un día de febrero, la suerte de algunos cambió inesperadamente: pescadores de la aldea de al-Khaisah, en la provincia de Aden, se lanzaron a los mares en lo que sería un viaje de lo más rentable. Un viaje que transformaría sus vidas para siempre.

¿Qué fue lo que pasó? Se encontraron con el cadáver de una ballena gigante, que contenía un enorme trozo de ámbar gris, una sustancia rara conocida como “oro flotante” o “tesoro del mar”.

“Cuando los pescadores pasaron junto a un gran pez muerto, uno gritó para avisar que había reconocido a una ballena”, contó un hombre que ayudó a mover a la criatura hasta la costa al periódico Middle East Eye.

Pescadores encontraron ámbar gris adentro de una ballena y se volvieron millonarios

Pescadores encontraron ámbar gris adentro de una ballena y se volvieron millonarios

El ámbar gris es una masa sólida de material sintetizado por las ballenas que crece en sus intestinos durante varios años. A veces conocido como “vómito de ballena”, se cree que ocasionalmente se regurgita, pero con mayor frecuencia pasa a través del sistema digestivo. Aunque no es particularmente agradable, la curiosa sustancia es increíblemente valiosa: se le extrae un aceite para que el perfume dure más y se usa solo para los olores más exclusivos. Además, se trata de un material que no puede imitarse en laboratorios, por lo que su valor natural es enorme.

Para poder llevar a la ballena a la orilla, los pescadores tuvieron que pedir ayuda a otros nueve botes que se unieron a la gran aventura. Más de 100 personas intervinieron en la recuperación de los restos, la disección del cuerpo y la comercialización del ámbar.

Para evitar disputas, los pescadores acordaron un porcentaje por cada hombre antes de vender el récord de 127 kilos de ámbar gris -en general, no se suelen encontrar alrededor cantidades de más de cuatro kilos-. Luego lo vendieron por 1300 millones de riales yemeníes, lo que equivale a unos 1,5 millones de dólares. “Todas las familias de al-Khaisah estaban llenas de felicidad, porque todas obtuvieron algo de dinero”, dijo un pescador que participó del hallazgo.

Aunque la mayoría de los pescadores que descubrieron la ballena no tienen sus propios barcos y luchan por llevar el pan a su mesa, igualmente compartieron parte de las ganancias con las personas más necesitadas de su comunidad.

 

NOTICIAS RELACIONADAS

AVISO PUBLICITARIO

Ponerse en contacto

1,248FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
171SeguidoresSeguir
0SuscriptoresSuscribirte

Últimas noticias