martes, septiembre 27, 2022

Latam deja de operar en Argentina

Luego de 15 años, LAN Argentina anunció que cierra sus 12 rutas de cabotaje y mantendrá las internacionales a través de otras filiales. Solicitó la apertura de su Procedimiento Preventivo de Crisis en el Ministerio de Trabajo.

La aerolínea LAN Argentina formalmente comunicó este viernes que dio de baja al programa de retiro voluntario para los empleados y cerró sus puertas en el país.

El 17 de junio pasado, la compañía anunció que dejaría de operar en el mercado interno y que desarmaría la filial local del grupo. Anoche, formalmente, la empresa comunicó que dio de baja al programa de retiro voluntario para los empleados y cerró sus puertas.

«Se cerró un acuerdo con poco más de 1500 empleados de los 1715 que tenía la empresa en el país. No aceptaron la oferta de la compañía 193 trabajadores. Lo que sigue ya depende del camino judicial que tome la residual de lo que fue Lan Argentina, dijo una fuente de la compañía a La Nación.

Luego de la  polémica entre el gobierno y las aerolíneas privadas, Aerolíneas Argentinas reportó en enero el 80% de los vuelos totales del mercado. Sólo para ilustrar, en enero del año pasado tenía 59% de la torta compartida con Lan (16%), Flybondi (9%), Norwegian (7%) y Andes (1%).

Un año después, de aquellos jugadores sólo quedan dos, además de Aerolíneas. Jetsmart, con 11% del mercado, y Flybondi, 7%. Claro que el mercado interno se derrumbó: cayó 78% por ciento en un año.

«El impacto que ha tenido la pandemia del COVID-19 en la filial argentina y la dificultad de generar los múltiples acuerdos necesarios para enfrentar la situación actual configuraron un escenario en extremo complejo, donde no fue posible visualizar un proyecto viable y sustentable en el tiempo, generando que Lan Argentina dejara de volar desde y hacia 12 destinos domésticos después de 15 años de operación ininterrumpida. Sin embargo, los cuatro destinos internacionales que cubría la empresa a Estados Unidos, Brasil, Chile y Perú continúan siendo operados por las otras filiales del grupo», comunicó la compañía.

 

 

Desde junio, la empresa negoció uno por uno con cada empleado. El pack de beneficios para entrar en el programa de retiro voluntario incluyó una indemnización de acuerdo a los valores vigentes por la normativa Covid, además de mantener en algunos casos la obra social por un tiempo y ofrecer tickets para vuelos que opera el grupo.

Antes de la pandemia, la empresa esperaba cerrar este año su cuarto balance consecutivo en rojo en el país. El año pasado, su pérdida neta ascendió a u$s 133,4 millones, apenas un poco más que un año antes, cuando registró un saldo negativo de u$s 132,53 millones.

Si bien la pandemia por el coronavirus generó la mayor crisis en la historia del sector en el mundo, en la Argentina la industria no atravesaba su mejor momento desde antes. Tras las fuertes devaluaciones de 2018 y 2019, sus costos -altamente dolarizados- se habían disparado (combustible, leasing de aviones, tasas), en un contexto de ingresos a la baja por la mayor competencia en cabotaje, ante la llegada de compañías low cost, y por la reducción de las tarifas internacionales ante la fuerte caída de la demanda de argentinos, por el encarecimiento de la divisa de Estados Unidos.

Latam había dejado de operar rutas no rentables para ganar eficiencia, pero tenía expectativas en trabajar para que mejore la sustentabilidad de la industria en el país y veía con buenos ojos la regionalización de Aeroparque, antes de que el coronavirus comenzara a afectar a la región.

CIUDADANO DIARIO

 

 

NOTICIAS RELACIONADAS

AVISO PUBLICITARIO

Ponerse en contacto

1,248FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
220SeguidoresSeguir
0SuscriptoresSuscribirte

Últimas noticias