domingo, septiembre 26, 2021

Juntos por el marketing: Soledad Acuña pagó 500 mil pesos para saber si es tendencia en los medios

En medio de la polémica por la vuelta a clases presenciales, la ministra de Educación porteña Soledad Acuña gastó medio millón de pesos en un servicio de auditoría de medios para conocer la repercusión de sus declaraciones| Sìntesis Mendoza 

(Por Martín Suárez – elgritodelsur.com.ar)

Mientras crece el reclamo de miles de familias para que no sean obligatorias las clases presenciales por el crecimiento de contagios en toda la Ciudad, la ministra de Educación Soledad Acuña se niega a distribuir computadoras y garantizar las clases virtuales. Al mismo tiempo, gasta medio millón de pesos para saber si sus polémicos dichos marcan agenda en los diferentes medios de comunicación

La Gerencia Operativa de Compras y Contrataciones dependiente de la Dirección General de Administración de Recursos, a cargo de Joaquín Peire, aprobó la contratación menor Nº 7192-0143-CME21 para la adquisición de un servicio de auditoría de medios, “con monitoreo en tiempo real durante las 24 horas de las noticias publicadas en la prensa gráfica, radios, televisión de aire y por cable y portales de noticias en la web y de todo el país acerca de los temas que incumben a este Ministerio”. El ambicioso relevamiento deja en claro que Soledad Acuña pretende medir sus repercusiones mediáticas no solamente en el ámbito porteño, donde se desenvuelve como funcionaria, sino a nivel nacional. Lo que vislumbra las intenciones del gobierno porteño de “nacionalizar” sus declaraciones en medio de un año electoral y, al mismo tiempo, de instalar a sus referentes políticos en todo el país para las elecciones generales que se llevarán adelante en 2023.

Como lo indica el documento N° 25388544-MEDGC/20 publicado en el Boletín Oficial, el servicio fue solicitado “por la Unidad Ministro, dependiente de este Ministerio de Educación del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires”, y fue adjudicado a la empresa “Ejes S.A. (CUIT: 33-66341994-9) por un importe de pesos cuatrocientos noventa y cinco mil ($ 495.000)”. La contratación fue adjudicada en medio de un raid mediático que comenzó durante la semana Soledad Acuña, y que se va a extender a lo largo de varios meses, de cara a las elecciones intermedias.

La titular de Educación CABA viene afirmando desde comienzos de la semana pasada que una de las prioridades del Gobierno porteño es “aumentar la presencialidad y la cantidad de horas de los chicos en las escuelas”. Y en cada una de las entrevistas realizadas en medios afines al oficialismo local, se refirió a los próximos cambios que tiene pensado entablar en el protocolo escolar.

“Queremos cambiar el ingreso escalonado a las escuelas para que ingresen todos juntos”, precisó en una entrevista realizada en La Nación +. “También estamos pensando que se puedan abrir los buffets, kioscos y los comedores en los colegios”, propinó en otra entrevista realizada por CNN Radio. En el mismo sentido Acuña destacó que, si bien “tenemos una segunda ola”, la idea es “aumentar la presencialidad y la cantidad de horas de los chicos en las escuelas”, dado que “queremos ir tomando decisiones de a poco, pero seguras y firmes, pero no volver atrás”.

Pero la definición más polémica que lanzó en varias entrevistas fue la de romper con el distanciamiento en las aulas. De acuerdo a los propios dichos de Acuña, el Gobierno porteño estudia eliminar el distanciamiento ya que aseguró que varios estudios internacionales demostraron que con el uso del tapabocas, la ventilación y la higiene «el distanciamiento no es necesario» para prevenir contagios de Covid-19, y remató: el distanciamiento es «una de las grandes trabas» para que todos los alumnos y las alumnas puedan entrar en las aulas.

Las repercusiones por estas polémicas declaraciones no tardaron en llegar. El propio ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, señaló que desde el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta no le notificaron la voluntad de modificar los protocolos escolares en el marco de la pandemia, al mismo tiempo que criticó el lento proceso de vacunación en el personal docente y la comparó con el resto de las provincias. «Es la que, quizás, menos avanzó», barajó. Trotta atribuyó a Soledad Acuña y a Horacio Rodríguez Larreta de generar conflictos innecesarios con todos los actores del sistema educativo.

El repudio también vino desde las y los trabajadores de la Educación. “Volvemos a exigir que el Gobierno de la Ciudad deje de una vez por todas los anuncios marketineros y electoralistas para sentarse a trabajar con la comunidad educativa y solucionar la innumerable cantidad de dificultades que atraviesa la implementación de la presencialidad con los protocolos actuales y que venimos denunciando a diario en cada edificio escolar”, advirtió la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) mediante un comunicado. Asimismo rechazaron cualquier medida con la que se busque flexibilizar el protocolo vigente para la presencialidad en las escuelas, al mismo tiempo que reclamaron “que se agilice la aplicación de la totalidad de las 33.000 vacunas acordadas en la Paritaria Nacional Docente”.

También ADEMYS se sumó al rechazo de la flexibilización de protocolos escolares al asegurar que esto “agrava el riesgo de contagios en vísperas de la segunda ola”, y agregaron que “estas flexibilizaciones no pueden garantizar las medidas de higiene y seguridad más elementales, como la toma de temperatura al ingreso de la escuela, generando amontonamientos y, por ejemplo, el no uso de tapabocas que contradice toda la evidencia demostrada hasta el momento sobre los riesgos de trasmisión del Covid”.

 

NOTICIAS RELACIONADAS

AVISO PUBLICITARIO

Ponerse en contacto

1,248FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
66SeguidoresSeguir
0SuscriptoresSuscribirte

Últimas noticias