domingo, septiembre 25, 2022

Crece el interés de Panamá y Centroamérica por vinos mendocinos y el 17/2 hay ronda de negocios

La distribuidora panameña Tzanetatos se reunirá con 13 bodegas locales que a fines de 2020 le enviaron sus muestras de etiquetas, tras la gestión de ProMendoza, la agencia estatal que promueve las exportaciones mendocinas. En el primer semestre de 2020, bodegas argentinas, la mayoría de Mendoza, exportaron vinos a Centroamérica por unos U$S 4 millones, y ahora se abre una ventana para incrementar el negocio.

Panamá constituye un mercado pequeño para el vino argentino, según datos de la Embajada de Argentina en el país caribeño. Esto es debido a su pequeño tamaño y su población (4,2 millones de habitantes), al todavía incipiente desarrollo de una cultura del vino entre los consumidores locales y a la fuerte competencia, tanto de otros países productores de vino (sobre todo España y Chile) como también la de los productores locales de cerveza, ron y seco (el aguardiente local), que cuentan con marcas reconocidas en el mercado, buena calidad y precios económicos. Pero se debe tener en cuenta que, en la práctica, Panamá puede convertirse en un hub logístico de distribución hacia el Caribe y a cualquier parte del mundo, vía marítima desde el Canal de Panamá, y que además existe otro mercado importante que es de los proveedores que abastecen a los grandes cruceros que atraviesan el Canal.

Centroamérica importo vino por U$S 32 millones en el 1er. semestre de 2020

Entre el primer semestre de 2019 y el mismo período de 2020 el valor importado de vinos en Centroamérica registró un disminución de 17%, al pasar de U$S 38 millones a U$S 32 millones. Para los períodos en cuestión las importaciones desde Chile y España, sus dos principales proveedores, disminuyeron en 19% y 13%, respectivamente.

Las principales compradoras de vino son las empresas de Costa Rica. De enero a junio de 2020 fue el principal país importador en la región, con U$S 14 millones, seguido de Panamá, con U$S 7 millones, Guatemala, con U$S 6 millones, y El Salvador, Honduras y Nicaragua con U$S 2 millones cada uno.
Nicaragua fue el único mercado de la región que durante los primeros seis meses del año registró una alza en sus compras, ya que reportó una variación interanual de 36%.

En el caso de Costa Rica las importaciones se redujeron 4%, en Honduras 7%, en Guatemala y El Salvador 20%, en ambos casos, y en Panamá la merma fue de 40%. Es importante advertir que los distribuidores para centroamérica son en su mayoría panameñas.

En los primeros seis meses del 2020, el 32% del valor importado desde Centroamérica provino de Chile, 23% de España, 11% de Italia, 10% de Argentina, 9% de Estados Unidos y 6% de Francia.

En ese período, España es el mercado origen de las compras que más ha crecido en los últimos 8 años al subir de 10% en 2012 a 23% en 2020.

En cuanto al tipo de vino, según la consultora española ICEX, la demanda panameña se centra en vinos tintos monovarietales y jóvenes, del segmento de precio económico y medio (entre U$S 5 y 12), donde destacan chilenos y españoles.

El vínculo entre Mendoza y Tzanetatos, vía ProMendoza

ProMendoza conoció a la distribuidora panameña Tzanetatos en 2018, en el marco de la misión comercial a Panamá y Honduras. En esa oportunidad la empresa ofreció su showroom de exhibición y venta ahí en la Zona Libre de Colón y su depósito fiscal para los productos de Mendoza. En 2019 visitaron la provincia dos importantes gerentes de la distribuidora, quienes durante 3 días mantuvieron reuniones con casi 25 empresas de alimentos y vinos y seleccionaron a las 14 empresas que participarán del encuentro virtual.

Luego de reuniones y charlas realizadas durante el 2020, del 17 al 19/2 ProMendoza llevará adelante una ronda de negocios de la que participarán 14 empresas mendocinas, de las cuales 13 serán bodegas: Benegas, Foster Lorca, Barbarians, Carmine Granata, Altocedro, Gieco, Familia Cecchin, Mi Estancia, Lamadrid Estates, Quattrocchi, Budeguer, Finca Don Carlos y Mastroeni. Paticipará, además, la empresa de licores, Coyanco.

Las muestras se enviaron en noviembre a Panamá, con el fin de que el distribuidor pueda valorar para esta ocasión el producto que ofrece la contraparte mendocina que realizarán una degustación simultánea de las bebidas.

Las empresas asistirán con un turno a la sede de ProMendoza para conectarse de manera virtual con el gerente de Bebidas y la gerenta de Ventas de FoodService de la distribuidora Tzanetatos.

«El proyecto inicial es muy ambicioso y consiste en que Distribuidora Tzanetatos importe en forma directa algunos de las etiquetas que deguste. Esas etiquetas podrán ser comercializadas en los distintos canales que la empresa ofrece como tiendas y supermercados. Pero los vinos también podrán ser exhibidos y vendidos en el showroom que se abrirá en la Zona Libre de Colón o reexportados a clientes de Centroamérica o el Caribe. De esta manera no sólo se atenderá el mercado panameño sino también el de la región, aprovechando la ventaja que representa Panamá como hub logístico en la Región«, aseguró Fernando Urdaniz, coordinador de Promoción Comercial de ProMendoza.

Los vinos podrán ser exhibidos y vendidos en el showroom que se abrirá en la Zona Libre de Colón o reexportados a clientes de Centroamérica o el Caribe».

FERNANDO URDANIZ, COORDINADOR DE PROMOCIÓN COMERCIAL DE PROMENDOZA

«Si la pandemia lo permite, a mediados de este año concretaremos una nueva misión comercial a ese país y otros de la región, para organizar degustaciones de vinos presenciales con los clientes de Tzanetatos«, culminó Urdaniz.

Una megadistribuidora con 50 años de actividad

Tzanetatos es una de las más grandes distribuidoras de productos de consumo masivo en Panamá, tanto de marcas propias como importadas e incursiona en el canal minorista con una cadena de tiendas. Por más de 50 años, Tzanetatos se ha dedicado a distribuir marcas líderes en diferentes segmentos: alimentos, cuidado personal, cosméticos, hogar y auto, ofreciendo a los clientes y consumidores una gran variedad de productos para satisfacer sus necesidades.

Tienen gran oportunidad en Panamá, además de los vinos, las pasas de uva, aceitunas, aceite de oliva, jugos de frutas y mostos y conservas.

El embajador argentino en Panamá, Marcelo Lucco, destacó que ese país tiene una economía abierta, con una balanza comercial deficitaria, por lo que necesita importar gran cantidad de los productos de primera necesidad. Tienen gran oportunidad en Panamá las pasas de uva, aceitunas, aceite de oliva, pasta, puré y jugos de frutas y mostos, conservas y sobre todos vinos, que son cada vez más requeridos por los panameños.

Fuentes: Embajada Argentina en Panamá, ICEX, ProMendoza, centralamericadata.com y Gobierno de Mendoza

NOTICIAS RELACIONADAS

AVISO PUBLICITARIO

Ponerse en contacto

1,248FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
220SeguidoresSeguir
0SuscriptoresSuscribirte

Últimas noticias