martes, agosto 16, 2022

Buscan concientizar sobre la Enfermedad Intestinal Inflamatoria

La enfermedad intestinal inflamatoria, según  la Sociedad Argentina de Gastroenterología, es un proceso inflamatorio crónico del intestino sin causa conocida y que afecta la vida social y privada de las personas que la padecen. Estas  dolencias intestinales  se conocen  como “colitis ulcerosa” y “enfermedad de Crohn”.

Al respecto, el diputado Gustavo Ruiz (UCR) autor del proyectode Ley que promueve la realización de una campaña anual de concientización sobre la EII (Enfermedad Intestinal Inflamatoria), dijo que “el  impacto social es muy grande, porque puede provocar trastornos emocionales en la personas que la  padecen, porque limitan notablemente su vida cotidiana  y laboral”.

La campaña debe estar dirigida al ámbito escolar de los Niveles Primario, Secundario y Superior, a efectos de promover su conocimiento con la intención de concientizar sobre la importancia de permitir en forma inmediata -ante su requerimiento- el acceso a un sanitario a las personas que padezcan la Enfermedad Intestinal Inflamatoria (EII). Esta debe ser difundida en los medios de comunicación masiva de la Provincia, mediante anuncios gráficos y audiovisuales y otros soportes publicitarios.

Además se promueve el uso de los asientos reservados en el Transporte Urbano de Pasajeros, la  atención prioritaria en cajas de cobro, depósitos y ventanillas de trámites en general en organismos públicos y privados, el uso de los sanitarios en organismos públicos y en establecimientos comerciales privados, sean o no clientes del mismo.

En el ciclo “En Cámara” el legislador explicó que su iniciativa tiene como antecedente un proyecto de Ley impulsado por la Fundación Argentina de Ayuda para las personas con enfermedades de Crohn y Colitis Ulcerosa (FUNDECCU) en  Neuquén, que con  Ley Provincial N° 3004, “se convirtió en la primera jurisdicción en sancionar una ley de estas características

Ruiz comentó también  que “entre los pacientes de la Fundación realizó una encuesta para conocer de alguna  forma, cuál era el impacto en la calidad de vida de todas aquellas personas que padecían esta enfermedad, y  las conclusiones de esta encuesta fueron determinantes” sobre el impacto que la enfermedad tiene en la vida de las personas que la transitan.

Las conclusiones de la encuesta realizada fueron determinantes para que se impulse la “Ley No Puedo Esperar”: El 80% de las personas busca un baño al llegar a lugares públicos.Cuando se inician los síntomas, el 80% de las personas decide quedarse en casa por miedo a “no poder esperar”. El 91% de quienes conviven con EII, debieron retirarse en forma brusca de un lugar público donde efectuaban un trámite o dejaron compras ya realizadas por no poder esperar en la fila de la caja de pago. De las personas que se animaron a salir de sus casas, más de la mitad tuvo algún episodio de incontinencia y ensuciamiento en la vía pública. El miedo a la urgencia afectó a la totalidad de las personas, ya sea en el aspecto laboral, pareja, estudios, amigos, deportes, afectando en el 95% más de 3 aspectos de su vida. La totalidad de las personas solicitaron que se ayude a defender su derecho al NO PODER ESPERAR. Solo la mitad de los médicos preguntaron por este tema y de esos, el 41%tuvo una escucha inactiva.

La Ley del diputado mendocino denominada “No puedo esperar” tiene como objetivo que “los lugares de atención al público prioricen la atención de estos pacientes, disponiendo los sanitarios del lugar como prioritarios  para quienes padecen la EII, ya que la patología hace que su necesidad de evacuación intestinal se convierta en urgente”.

“También pido que estos pacientes tengan una credencial identificatoria  que “les permita a estas personas ser atendidas rápidamente  en organismos públicos y privados y en el uso de sanitarios públicos y en establecimientos comerciales privados”, señaló.

Asimismo,  informó que “estas enfermedades pueden manifestarse a cualquier edad con un pico de incidencia máxima entre segunda y tercera década de la vida y un segundo pico, de menor incidencia entre los sesenta y setenta años. Los síntomas más frecuentes son diarrea, sangrado, dolor abdominal, fiebre y pérdida de peso, dependiendo del tipo de enfermedad y la localización”.

El proyecto de Ley se encuentra en tratamiento en la comisión de Salud de la Cámara Baja.

NOTICIAS RELACIONADAS

AVISO PUBLICITARIO

Ponerse en contacto

1,248FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
213SeguidoresSeguir
0SuscriptoresSuscribirte

Últimas noticias