lunes, marzo 4, 2024

Alerta: Se viene un tarifazo de hasta el 200% que te va a dejar sin agua

Desde el Partido Verde de Mendoza, manifestamos nuestra firme oposición a la serie de incrementos tarifarios propuestos por Aguas Mendocinas S.A. (AySam), que, entre agosto y enero, podrían traducirse en un oneroso aumento de más del 200% en la factura de agua de los hogares mendocinos.

Con propuestas de incrementos de 46% a partir de diciembre y 105.27% en enero, es evidente que esta empresa estatal y el gobierno buscan aprovecharse de la situación política e inflación del país para hacer más caja política. Estos números no son solo desproporcionados, son insultantes.

El pasado martes 21 de noviembre, se llevó a cabo una audiencia pública esencial, convocada por el Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) mediante la resolución 62/2023, con el fin de debatir el ajuste tarifario del servicio hídrico en nuestra provincia.

Consideramos que los aumentos propuestos no solo son exorbitantes, sino que también reflejan una desconexión alarmante con la realidad económica de los ciudadanos de Mendoza, cuyos ingresos se han visto mermados o incluso extinguidos a causa de la persistente crisis económica.

A lo largo de 2023, las familias mendocinas ya han enfrentado un incremento del 79.11% en la tarifa de agua y saneamiento, a lo que se suma un adicional del 10% destinado a un fondo para futuras inversiones, tasas e impuestos. De manera aún más preocupante, un 40% de este ajuste se aplicó en un lapso de apenas tres meses, entre agosto y octubre. Ante la perspectiva de nuevos aumentos en diciembre, nos preguntamos: ¿Es razonable esperar que la ciudadanía asuma sin más otro incremento tan drástico?

El agua es un derecho humano fundamental, y como tal, su acceso no debe estar condicionado por políticas tarifarias que lo pongan en riesgo. Instamos a las autoridades y a la sociedad civil a unirse en la búsqueda de soluciones equitativas que garanticen este derecho sin comprometer la estabilidad económica de las familias de nuestra provincia.

Con propuestas de incrementos de 46% a partir de diciembre y 105.27% en enero, es evidente que esta empresa estatal y el gobierno buscan aprovecharse de la situación política e inflación del país para hacer más caja política. Estos números no son solo desproporcionados, son insultantes.

Por si fuera poco, ahora quieren añadir un 10% adicional para «inversiones futuras» que permite considerar inversión el arreglo de veredas. ¿Desde cuándo los gastos de reparación de veredas son considerados «inversiones futuras»? Parece un intento de pasar gastos corrientes como inversiones para justificar un incremento adicional.

Este aumento es un golpe directo al bolsillo de los usuarios familiares. Parece que la empresa no tiene ningún reparo en hundir a las familias en más deudas y quitarles el servicio.

Mencionan la inflación y el tipo de cambio como si eso justificara todo. No es el ciudadano promedio el que debe pagar por su falta de previsión o gestión.

Antes de siquiera pensar en aumentar las tarifas, la empresa debería mirarse al espejo y preguntarse por qué no está buscando formas de ser más eficiente y reducir costos internos, sobre todo los gastos políticos que nadie audita.

La empresa tiene más supervisores que empleados, tiene un altísimo grado de corrupción con las empresas tercerizadas que no paran de enriquecerse ellos y los políticos que las ponen), y los negociados con estudios jurídicos que triplican el valor de una deuda, entre gastos, cargos y honorarios.

A nadie le escapa el prolongado tiempo y las veces que hacen la reparación de las pérdidas que están por toda la provincia y que cada mes son más y que son la consecuencia directa de tener que potabilizar el doble de lo que se consume en los hogares, trayendo el doble de gastos en la compra de agua cruda, cloro y químicos para potabilizar, electricidad y mantenimiento para bombeo de la red de distribución y el costo operativo de reparaciones reiteradas.

Este intento de aumento huele a corrupción y falta de transparencia. Pasaron las elecciones y ahora cargan con aumentos contra los usuarios cautivos de un servicio público esencial.

Es hora que sean los funcionarios públicos y las empresas estatales, los que se aprieten bien fuerte el cinturón, que dejen de ser fuente de corrupción y enriquecimiento de algunos vivos que llevan décadas viviendo y empobreciendo a los usuarios.

AySam desde su estatización en el 2010, ha sido deficitaria y todos los años ha tenido que subir tarifas a los usuarios y recibir subsidios de los contribuyentes por su mala gestión y falta total de inversiones en infraestructura.

En vez de pedir más tarifa y subsidios estatales, es hora de poner a cargo de su administración a verdaderos profesionales elegidos por concurso público y con estabilidad e independencia del gobierno de turno.

Se requiere que también el Epas sea un órgano de control independiente y sin que sus cargos sean llenados desde el comité, como ahora.

Vemos con preocupación que este año, vamos a tener agua por el aumento de las precipitaciones níveas en cordillera, pero al no haberse invertido en obras AySam, va a volver a faltar el agua en los barrios más vulnerables.

El partido Verde tiene el compromiso y la obligación dada por las elecciones de dar propuestas y por sobre todo defender a los usuarios de los abusos que se le están cometiendo con los aumentos tarifarios abusivos e irresponsables. El derecho al agua es un derecho humano y tiene protección constitucional a un ambiente saludable.

Dr. Mario N. Vadillo

Presidente del partido Verde

Links relacionados:

https://aysam.com.ar/wp-content/uploads/2023/11/AUDIENCIA-TARIFA-2023.pdf

https://www.mendoza.gov.ar/wp-content/uploads/sites/86/2023/10/ACT-493-23-PRESUPUESTO-ANO-2024-SOL-READEUACION-DE-TARIFA-CORRESPONDIENTE-AL-ANO-2023-SOL-INCREMENTO-DE-TARIFA-PARA-EJERCICIO-2024.pdf

 

spot_imgspot_img

NOTICIAS RELACIONADAS

AVISO PUBLICITARIO

spot_img

Ponerse en contacto

1,248FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
234SeguidoresSeguir
0SuscriptoresSuscribirte

Últimas noticias