domingo, septiembre 25, 2022

Alberto Fernández: «Estamos cumpliendo con nuestra ética de no querer la desigualdad»

Se construirán en los municipios de Avellaneda, Quilmes, Berazategui y Florencio Varela, como parte del programa Casa Propia-Construir Futuro. «El Estado debe estar presente allí donde la desigualdad existe para terminar con esa desigualdad», señaló. Diferenció la «ética política» del peronismo respecto de la lógica del mérito y las leyes del mercado del macrismo, y se reconoció populista, si ese concepto significa «pensar en los que menos tienen».

El presidente Alberto Fernández anunció en la Residencia de Olivos la construcción de 3 mil viviendas en los municipios de Avellaneda, Quilmes, Berazategui y Florencio Varela como parte del programa Casa Propia – Construir Futuro. La actividad incluyó la firma de convenios de adhesión al programa con los cuatro intendentes del sur del conurbano y el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi.

Participaron del acto el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, los intendentes Mayra Mendoza (Quilmes), Alejo Chornobroff (Avellaneda), Juan José Mussi (Berazategui) y Andrés Watson (Florencio Varela).

Los convenios que suscribieron incluyen la construcción de 1.250 viviendas en Quilmes, 900 en Berazategui, 300 en Avellaneda y 600 en Florencio Varela.

«Casa Propia – Construir Futuro» fue anunciado por el presidente Fernández en Tierra del Fuego el lunes pasado. Es una política de desarrollo urbano de alcance federal que prevé la construcción de 220 mil unidades habitacionales, la creación de 20 mil lotes con servicios para aquellas familias que no cuentan con un terreno, y el otorgamiento de 24 mil créditos para construcción ya sea en lotes Procrear, municipales o propios de los adjudicatarios.

«No quiero más una Argentina divida entre los necesitados y los que tienen, quiero una Argentina en la que todos puedan desarrollarse y en la que el Estado garantice lo necesario para que las posibilidades de desarrollo ocurran«, afirmó el presidente Alberto Fernández al hablar sobre el caso paradigmático del Barrio Azul, que se extiende entre Avellaneda y Quilmes, y anunciar obras de mejoramiento urbano y vivienda para esa localidad, y otras en Berazetegui y Florencio Varela.

En un acto junto al ex intendente de Avellaneda y actual ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación, Jorge Ferraresi, Fernández agradeció la solidaridad y el cuidado que los vecinos del Barrio Azul mostraron durante los meses más duros de la pandemia de Covid-19 y aseguró que lo ocurrido allí es «una inspiración» para su gobierno.

«No quiero más dos barrios azules ni dividir la suerte de los argentinos, según el gobernante que les toque, quiero que cada argentino tenga lo necesario para desarrollarse«, aseguró el jefe de Estado, que aprovechó para diferenciar la «ética política» del peronismo respecto de la lógica del mérito y las leyes del mercado, esgrimidas durante los cuatro años de macrismo.

El Barrio Azul se ubica en la frontera entre los partidos de Avellaneda y Quilmes, y durante el mes de mayo debió ser aislado por un fuerte brote de Covid-19. La situación generada por el aislamiento evidenció la situación crítica de vivienda que vivían las familias que estaban en el barrio del lado de Quilmes, donde no contaban con servicios, trazado de calles ni viviendas en buenas condiciones, tras cuatro años de gestión del intendente de Juntos por el Cambio, Martiniano Molina, quien había accedido al destronar a Francisco «Barba» Gutiérrez.

«Tu primera en el ministerio es hacer lo que hiciste en Avellaneda, del lado de Quilmes. Que nadie sienta que su vida es distinta porque hay una calle que divida las jurisdicciones», reveló el presidente que le dijo a Ferraresi al asumir su cargo durante el acto de este mediodía, en el que la intendenta de Quilmes firmó varios convenios para mejorar la situación de los vecinos del barrio, que estuvieron presentes en Olivos.

«Estamos cumpliendo con nuestra ética. La ética de no querer la desigualdad y de que la política sirve para poner a todos en condiciones de poder crecer. Es por nuestra ética política que estamos haciendo esto», resaltó Fernández acompañado también por el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

«En el barrio Azul entendí cómo puede ser que las políticas públicas construyan dos argentinas diferentes. En el mismo barrio, a un lado, lo gobernaba uno de nosotros que se preocupó por dar la dignidad; y del otro lado no se pensó igual. Y me pregunto: ¿habrán pensando que el mercado les iba a solucionar el problema o que el mérito iba a solucionar los problemas?«, apuntó el presidente en una clara crítica a la gestión de Juntos por el Cambio.

«El mérito sirve si a todos les damos igualdad de condiciones. El barrio Azul muestra que, por mucho esfuerzo que se haga, si las mínimas condiciones no están, el mérito no alcanza», insistió el mandatario y marcó la posición del Frente de Todos: «El Estado debe estar presente allí donde la desigualdad existe para terminar con esa desigualdad. Algunos piensan que por hablar así nos volvimos populistas, bueno, si ser populistas es pensar en los que menos tienen, ponganmé el título que quieran».

PAGINA12.COM

NOTICIAS RELACIONADAS

AVISO PUBLICITARIO

Ponerse en contacto

1,248FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
220SeguidoresSeguir
0SuscriptoresSuscribirte

Últimas noticias